FAQ

Con el vehículo estacionado y parado. Se realizara una marca en el suelo desde el medio del neumático de un lado al medio del neumático del otro lado. Tanto el ancho de vía delantero como el  trasero. Una vez realizadas las marcas se retirara el vehículo y se medirán las mismas con ayuda de un metro.

Con el vehículo estacionado y parado. Ayudándonos de una regla y un nivel se realizara una marca en el suelo de la parte más saliente de los laterales izquierdo y derecho. Una vez realizadas las marcas se retirara el vehículo y se medirán las mismas con un metro.

Con el vehículo estacionado y parado. Ayudándonos de una regla y un nivel se realizaran unas marcas en el punto más saliente de la parte frontal y trasera del vehículo. Una vez realizadas las marcas se retirara el vehículo y se medirán las mismas con un metro.

El vehículo tiene que aparecer de forma completa, es decir, se debe fotografiar ambos laterales, parte frontal, parte trasera y al menos dos fotografías en detalle de las zonas donde se ha realizado la modificación. Hay que tener en cuenta que cuantas más fotografías  se adjunten mas se facilita la homologación.

Si se realiza alguna reforma en el vehículo, lo mejor es legalizarla cuanto antes y que así conste en la ficha técnica del mismo. Es conveniente realizar este proceso con independencia de la cercanía de la revisión ITV.  Ya que de otro modo estaríamos circulando con el vehículo de forma ilegal con las consecuencias que ello se podrían derivar. Desde Homolcar nuestro consejo es que se debe legalizar la reforma inmediatamente después de la realización de la modificación en el vehículo.

– Una sanción económica impuesta por un agente de tráfico al no llevar homologado cualquier elemento del vehículo.

– El seguro puede no hacerse responsable del vehículo en caso de accidente por no cumplir las condiciones técnicas exigibles, y por lo tanto puede eximirse de toda responsabilidad.

– ITV desfavorable como consecuencia de no cumplir con la normativa vigente.

No es necesario en la mayoría de los casos ya que con la documentación solicitada, así como algunas fotografías son suficientes para realizar los trámites del proceso de homologación.No obstante pueden existir casos especiales que por su naturaleza requieran una presencia física para la realización de pruebas pertinentes.

Para evitar posibles problemas con su homologación, laboratorios o al pasar la ITV, nosotros aconsejamos que se monten elementos  que estén homologados por su fabricante, entendemos que supondrán un coste mayor que uno artesanal, pero como ya hemos dicho nos podrá suponer un ahorro de tiempo, dinero y problemas en un futuro.